El futuro de las monedas ya está entre nosotros. Las llamadas criptomonedas están operando y ganando terreno día a día. Pero no todos conocen bien sus características, por ello nada mejor que la siguiente nota de Infobae, donde Gonzalo Arzuaga nos explica todo lo que hay que saber.

“Una moneda (el dólar o el euro, por ejemplo) puede funcionar como reserva de valor y medio de cambio, pero un token puede hacer muchas otras cosas. […] Hay diferencias entre las criptomonedas y las criptotokens, aunque son bastante sutiles por cierto. Lo importante para el inversor es que en ambas se puede invertir y obtener una ganancia en caso de suba de la cotización. Veamos un poco más técnicamente en qué consiste cada una.

LAS MONEDAS

Bitcoin inventó la categoría monedas digitales (coins). Luego salieron muchas otras que ofrecen alternativas en cuanto a las características de reserva de valor y transferencia de dinero. A diferencia de los tokens, lo que una moneda puede «hacer», es bastante limitado. Algunos ejemplos de moneda son Dash, Zcash o Litecoin. En comparación con los bitcoins, estas son más anónimas y más rápidas (además de otras particularidades). Por ejemplo, lo que Litecoin modificó con respecto a bitcoin es el algoritmo de minado que usa, la cantidad total de monedas y los tiempos para generar cada bloque.

LOS TOKENS

Un token es un pedazo de código de programación, en formato de contrato inteligente, que corre sobre una blockchain. El código de programación describe cómo se comportará dicho token, y su base de datos simplemente mantiene un registro de cuántos tokens tiene cada persona.

Existen básicamente tres tipos de criptotokens:

1) TOKEN COMO ACTIVO FINANCIERO (SECURITY TOKEN)

Un token se considera un activo financiero si se puede comprar y vender en mercados públicos (tradear). A mediados de 2017, la SEC de Estados Unidos advirtióque si ellos clasifican el token de un ICO como «security», cae bajo la regulación que tiene cualquier activo financiero «normal». Y tiene lineamientos muy estrictos, más que nada para proteger al público general de ser engañado con una falsa promesa de un retorno astronómico.

2) TOKEN DE UTILIDAD (UTILITY TOKEN)

La apreciación del valor surge ante una oferta limitada de esos tokens (no se emiten más que cierta cantidad); es decir, si la demanda por ese servicio sube, consecuentemente aumentaría el valor de ese token.

3) TOKEN DE ACCIONES (EQUITY TOKEN)

Algunos entusiastas de Bitcoin anticipan un proceso de tokenización, mediante el cual todo el valor del mundo comenzará a medirse digitalmente a través de tokens (Getty). Representa la propiedad de una parte de una organización. Con este tipo de token es mucho más fácil tener acciones de una empresa, principalmente una nueva, una startup…”.

La nota completa, podés leerla ACÁ.