Bio

Alejandro Lacroix era, hasta hace poco más de 10 años, un modelo que se ganaba la vida como agente de viajes casi «por mandato familiar». Su biografía no escondía demasiadas sorpresas, hasta que el chico logró meterse en la pantalla de MTV. A partir de ahí, fueron siete años de presentar videos, perseguir y entrevistar a las más prestigiosas bandas del planeta y así cambiar el ritmo y el rumbo: hoy se define como un «empresario gastronómico, entrevistador y DJ» que cayó en la radio para quedarse.

Con el tiempo, Lacroix se alejó de MTV, abrió su propio restaurant, Morelia, reconocido por la pizza a la parrilla, y es un infaltable musicalizador de los veranos de Punta del Este.