Bio

Gino Tubaro nació en 1995, en Buenos Aires, Argentina. Como joven inventor, recibió premios de la World Intellectual Property Organization (WIPO/OMPI) por parte de la ONU. En 2012 fue orador de TEDxRíodelaPlata y en 2013 fue seleccionado para participar del campamento de ciencias “National Youth Science Camp» (NYSC) organizado por el State Department de Estados Unidos, donde aprendió sobre impresión 3D. También en 2014 dio su segunda charla en TEDxUTN, esta vez hablando de su idea de «Super hombre de Darwin»; se trataba de cómo podríamos tener super habilidades de discapacidades físicas. Su crecimiento se proyectó de tal manera, que en 2015 fue seleccionado como «Alumni of the Month» mundialmente por el Departamento de Estado de los Estados Unidos y la Embajada de los Estados Unidos en «reconocimiento de su liderazgo en la creación de soluciones innovadoras para ayudar a las personas con discapacidad a vivir sin límites».

Después de crear su primera startup con éxito y salir de ella, paralelamente trabajó casi un año liderando el programa nacional «Argentina en 3D», de la Jefatura de Gabinetes de Ministros, bajo control presidencial. Dejó la comodidad de trabajar para el Estado en su aventura personal, Atomic Lab. Allí, se dedica a inventar soluciones para las personas que más las necesitan y muchos otros inventos. Hasta el día de hoy, uno de los proyectos principales, Limbs, ha ayudado a más de 800 personas entregando prótesis de forma gratuita y ha ahorrado millones de dólares a los usuarios.

Fue reconocido por el MIT TR35 como el innovador del año de Argentina y Uruguay, por History Channel como el ganador de “Una idea para cambiar la historia” de todo LATAM. En 2016, por Barack Obama en su visita a Argentina. Ganó el premio GSEA Technology Award y fue reconocido por EY como el “Emprendedor social del año 2018”.

En 2017 lanzó su libro: “Las manos que inventan”, donde cuenta cómo fue la travesía para cambiar la vida de muchas personas.

 

En este libro, Gino Tubaro, niño-hombre inventor, cuenta en primera persona la historia de un joven que no solo se mantuvo firme en su vocación sino que concretó su deseo de lograr un cambio social con sus creaciones. Gino desarrolló prótesis ortopédicas para mano generadas a partir de impresiones 3D que, además, distribuyó gratuitamente (para horror de las corporaciones). La repercusión que tuvo este invento hizo que hasta Barack Obama, entonces presidente de los Estados Unidos, reconociera su trabajo por lo que representaba en sí mismo, pero también como aporte a toda la sociedad. Actualmente, entre otros, trabaja en el desarrollo de un dedal de escritura braille (sistema para traducir en tiempo real al sistema de notación para ciegos), y de una remera anti infartos.

Las manos que inventan retrata las derivas cotidianas, las ideas, las frustraciones, las motivaciones y los logros de un joven especial que se ha propuesto cambiar el mundo y lo está logrando a fuerza de compromiso y responsabilidad.

Con poco más de 20 años, Gino nos anima a seguirlo desde nuestros lugares, con nuestras propias manos.