Después del Manual de supervivencia para emprendedores (starter kit), llega la segunda entrega con contenidos imprescindibles para quienes se animan a iniciar su propia empresa. Silvia Torres Carbonell es directora del Proyecto de Investigación GEM (Global Entrepreneurship Monitor) en Argentina y miembro del Board del GEM a nivel global. Desde ese lugar estudia las condiciones e incentivos para emprender en diversos países y la relación entre el impacto de la actividad emprendedora en el desarrollo económico. En los próximos párrafos aporta conceptos clave para minimizar riesgos y frustraciones y aprovechar al máximo las oportunidades.

Las 10 preguntas básicas que todo proyecto viable debe responder

– ¿A quién doy valor?
– ¿Qué clientes busco?
– ¿Qué problemas les voy a solucionar?
– ¿Qué valor genero? ¿Qué necesidades cubro?
– ¿Cómo presto el servicio? ¿Cuáles son las características (diferenciales) de mi producto?
– ¿Cómo lo rentabilizo? ¿Qué ingresos puedo generar? ¿Cuáles son los gastos reales?

Estas preguntas funcionan como anclaje a la realidad ya que ayudan a cuestionar y poner en crisis las ideas iniciales. En ese sentido, es vital que las respuestas sean coherentes entre sí para que el proyecto tenga más chances de sobrevivir. Volver a ellas de forma regular permite validar cada paso y etapa sin perder el rumbo.

Algunas nociones sobre el rol social de los emprendedores
Los emprendedores son agentes de cambio e innovación ya que utilizan su creatividad y empeño para identificar oportunidades, generar valor donde no lo había y transformarlo en servicio.
En un mundo desigual, la forma en que los privilegios dejan de ser injustos es, justamente, cuando se transforman en servicios. Eso es ser emprendedores con impacto, transformarse en protagonistas pero no para buscar únicamente el beneficio personal sino para mejorar la vida de los demás. En esa dirección deben pensarse los modelos de negocio: organizando recursos y personas con el objetivo de capturar oportunidades a partir de ideas que sean transformadoras.

Conceptos aplicados: las tarjetas prepagas como clave para conectar África
Silvia Torres Carbonell propone un ejemplo que ayuda a comprender cómo actúan los emprendedores.
La telefonía fija nunca se desarrolló en el continente africano por una cuestión de inversión en infraestructura. En los últimos años la penetración de la telefonía móvil alcanzó al 90% de la población. ¿Qué cambió?
Alguien identificó una necesidad insatisfecha, el acceso a los servicios de telefonía, y encontró una forma novedosa y barata de satisfacerla agregando valor a través del uso de tarjetas prepagas. La implementación de esta modalidad de pago, además de ser un negocio fabuloso para sus creadores, permitió que millones de personas pudieran comunicarse. Ese es su verdadero valor. La oportunidad estaba ahí y la clave fue encontrar un modelo de negocios adecuado para masificar el acceso a un servicio que antes no estaba al alcance de la población por su alto costo
. Se trata de buscar soluciones nuevas a problemas viejos que siguen latentes«.

Para cerrar su ejemplo, y recordar que la tarea de los emprendedores no es sencilla, Torres Carbonell recurre a una frase de Winston Churchill: “El éxito es caminar de fracaso en fracaso sin perder el entusiasmo”.

Si querés conocer más sobre las herramientas y conocimientos que necesitan los emprendedores para que sus proyectos sobrevivan podés ver más charlas de Silvia Torres Carbonell haciendo click aquí